¿Qué es la clínica psicoanalítica?

Los profesionales de Aperturas Clínicas ejercemos la clínica desde la premisa del funcionamiento del inconsciente. Esto quiere decir que nuestro ejercicio es esencialmente psicoanalítico.
La clínica psicoanalítica aborda el problema del malestar subjetivo por diferentes vías simultaneas; por un lado, se sumerge en las formaciones inconscientes del malestar: síntomas, inhibiciones y angustias, que son el gran espectro en el que se encuentran todas las dificultades de salud mental, desde las menos graves como algunos cuadros ansiosos o depresivos, hasta las de mayor gravedad como el autismo y las psicosis. Por otro lado, el psicoanálisis clínico como tal tiene el objetivo planteado en la premisa de su nombre, el análisis del psiquismo, que en definitiva implica el propio análisis personal. Esto es un profundo ejercicio de excavación en el presente de la historia de los sujetos, lo cual permite responder a las preguntas del ¿qué soy?, ¿quién soy respecto de mí y respecto de los demás?, respuestas que necesariamente necesitan ser transitadas por la persona desde el motor de lo que supone su deseo, su sexualidad, sus identificaciones y sus modos de relación con los diversos otros de su vida. En definitiva, dar lugar a la posición subjetiva, o sea, la respuesta sobre cuál es el lugar que se ocupa en el mundo.
Por lo anterior es que la clínica psicoanalítica no se enfoca solamente en el síntoma y su mejoramiento, implica un profundo ejercicio de análisis que empuja a un cambio en la posición subjetiva, es decir, más allá de los signos visibles del malestar, trabaja sobre el modo de cómo el sujeto se reconoce a si mismo, en relación con los otros y con su historia.
A estos modos de pensar-hacer la clínica, es preciso adicionar las complejidades que supone la clínica con niños, niñas y adolescentes, que en resumidos rasgos podemos plantear como la importancia de la inclusión de los padres en la dinámica cotidiana y no solo subjetiva del paciente, por ende, incluirlos en el proceso terapéutico; como también lo fundamental de pensar a los más jóvenes en procesos primordiales de su constitución psíquica.
¿Quiénes consultan?
Analizar supone un ejercicio de un tipo de comprensión que ayuda a asumir los acontecimientos actuales como formaciones que, más allá de ser signo de un malestar, suponen un sentido oculto en la verdad del sujeto. Por ello, quienes por alguna razón se acercan a la clínica psicoanalítica tienen diferentes motivaciones: desde quienes quieren abordar las raíces históricas, subjetivas y a veces transgeneracionales de un problema, hasta aquellos que han intentado el camino de la aplacación de los síntomas por otras vías como primordiales -como el uso solitario de la farmacoterapia, o la dominación de la conducta que se considera disruptiva-. En la clínica con las infancias no es extraño observar que la demanda de tratamiento muchas veces emerge desde el exterior como por ejemplo la escuela. En esta demanda institucional por lo general se exige un método rápido de domesticación de la conducta considerada como improductiva para los objetivos de la institución, en ello, el abuso de medicamentos para la conducta, o las terapias de reorientación de la agresividad infantil dejan por fuera la lectura de que, en la conducta del niño o la niña se esconde un malestar que evidencia la forma particular que tiene esa persona de enfrentarse al mundo que lo rodea. Obviar dicha forma de relacionarse con los otros es omitir el malestar subjetivo que precisa de comprensión y apoyo. Característica que no es muy diferente a los malestares subjetivos que pueden tener los adultos con el medio que les demanda específicas formas de actuar. La clínica psicoanalítica opera en el ejercicio del análisis que posibilita dicha comprensión.
Los profesionales de Aperturas Clínicas, Psicoanalistas; psicólogos, psiquiatras y psicomotricistas todos de orientación psicoanalítica, brindan tratamiento individual y grupal; presencial y telemedicina; a niños, niñas y adolescentes; a padres, adultos y familia; con el fin de contribuir a la comprensión y solución del malestar que les aqueja.

 

 

 

 

 

foto maritza
foto carolina
foto jose ignacio
foto nicolas

La Supervisión

Una de las características fundamentales en el trabajo de la formación de un clínico en psicoanálisis es la figura de la supervisión -en conjunto con su propio análisis y la formación teórica-.
La super-visión implica en el adjetivo “super”, no la figura de una potencia mayor sino la de un lugar: “super” como sinónimo latino de “sobre”; es decir, “otra visión sobre” lo sucedido en el espacio de la clínica del supervisando. En otras palabras, en el lugar de supervisión se establece una trama de transferencia -y contratransferencia- triádica entre paciente-supervisando-supervisor que aporta, en medida de su des-anudamiento, tanto a otras posibles maneras de leer aquello que acontece con el sujeto paciente, como a contribuir en la formación del sujeto terapeuta. El ejercicio de supervisión supone la escucha crítica y reflexiva del terapeuta en formación con el fin de aportar en el desarrollo de la construcción de su oficio analítico.
En relación con lo anterior, también es primordial en algunos casos, la adicción de otro agente fundamental en la relación triádica que es la figura del espacio institucional. El supervisando que oficia al interior de instituciones, sobre todo aquellas que tienen como materia fundamental el trabajo con las infancias, debe situarse en un lugar entre las demandas de sus consultantes y las de demandas institucionales. Estas últimas se imprimen sobre su quehacer y su subjetividad que gran parte de las veces suponen impasses en las relaciones transferenciales del terapeuta con la institución, del paciente con la institución y su terapeuta como garante; como también en la relación contratransferencial entre el terapeuta y los pacientes de la institución. Dichas complejidades de muy difícil tratamiento por una única visión, precisan del acompañamiento de otra visión hábil que cuestione, complemente y apoye a la persona del terapeuta y a la construcción de su oficio.
Los profesionales psicoanalistas y psicólogos de orientación psicoanalítica de Aperturas Clínicas brindan supervisiones en modalidad individual y grupal a terapeutas en formación ya sea para su ejercicio clínico particular como institucional. También estos profesionales ofrecen supervisión a equipos institucionales en su conjunto en virtud del quehacer de la terea institucional.

Asesorías y supervisión a equipos e instituciones

Aperturas Clínicas ofrece asesorías a equipos que intervienen en el ámbito de la infancia en las áreas de la salud, educación y protección. Desde nuestra perspectiva, definimos la asesoría como el intercambio de saberes y experiencias entre profesionales y especialistas que trabajan en equipo con niños, niñas y adolescentes. Nuestro objetivo es ampliar el conocimiento, reflexión e intervención en estos ámbitos a través de la problematización y discusión de aspectos teóricos, transferenciales y estratégicos. La experiencia nos indica que es importante implementar una metodología que incorpore un espacio de escucha para todos los integrantes dentro del equipo en tanto colectividad. Confiamos en que la circulación de la palabra haga emerger su problemática, aspiraciones y desafíos, integrando la elaboración teórica necesaria para este abordaje.

.

Aperturas Clínicas es un lugar para la clínica, la investigación y la transmisión del psicoanálisis en relación con las infancias con problemass
 Aperturas Clínicas  Aperturas Clínicas

CONTACTO

 

contacto@aperturasclinicas.cl
www.aperturasclinicas.cl
Padre Letelier 022, Providencia. Santiago, Chile